La pandemia no terminó


A pesar de percibirse un relajamiento social en las medidas de prevención, la pandemia por el coronavirus continúa en la Argentina. En las últimas semanas se registró una suba de más del 25% en los casos confirmados de COVID-19, por lo que es imperante continuar tomando recaudos y seguir cuidándonos.

Los especialistas afirman que en nuestro país estamos ante una nueva ola del COVID-19 impulsado por la circulación de las variantes Ómicron BA.4 y BA.5 del coronavirus, que son más transmisibles que los anteriores. Los casos de personas diagnosticadas están aumentando sostenidamente desde la segunda quincena de junio si se considera el reporte según la fecha de inicio de síntomas.

Durante este año, aumentaron con respecto al año anterior los casos de enfermedades respiratorias, como la gripe, neumonía y bronquiolitis, que habían bajado producto de las medidas de prevención del COVID-19, dificultando la correcta identificación epidemiológica y diagnóstico.

El COVID-19 se encamina a ser una patología endémica, una enfermedad habitual en la población, por eso es importante que continuemos atentos a tomar algunos recaudos y medidas de prevención como:

  • Seguir utilizando el barbijo en lugares cerrados o mal ventilados.
  • La detección precoz de síntomas y el aislamiento correspondiente, evitan pequeños brotes a nivel familiar y laboral.
  • Prestar especial atención a los síntomas y cuidados de los grupos de riesgo, especialmente personas mayores, inmunosuprimidos, etc.
  • A pesar la vacunación, no dejarse llevar por una sensación de “falsa seguridad” y “normalidad”: el COVID-19 no es igual a la gripe.