Dos mujeres se suman al barrido mecánico en Cliba


Trabajan como chofer y acompañante de este servicio en la zona 2 de la Ciudad de Buenos Aires, siendo la primera vez que personal femenino ocupa estas funciones. Cliba es pionera en la incorporación de mujeres a funciones históricamente realizadas en forma exclusiva por hombres.

Ana María Herrera y Gladys Jara se desempeñaban en el servicio de barrido manual que Cliba presta en el barrio de Belgrano; una como barrendera y la otra como encargada del pañol de la base Olazábal. A partir del mes de diciembre, comenzaron a trabajar en sus nuevas funciones en Base Salguero.

Esto es un avance para que se logre la igualdad entre hombres y mujeres. Me encanta manejar. Quiero aprender más del manejo de los distintos equipos: los de carga lateral, los flushers y los otros”, expresó Gladys. Por su parte, Ana María que se desempeña como acompañante manifestó que su nueva función “representa un logro importante para seguir creciendo día a día”.

En una actividad históricamente realizada por hombres como la recolección de residuos, Cliba ratifica su compromiso para promover la igualdad de oportunidades de las mujeres en el acceso al empleo. En el año 2000 fue la primera empresa de Higiene Urbana en la Ciudad de Buenos Aires con mujeres que trabajaban prestando el servicio de barrido, tarea que realizaban en las céntricas peatonales de Florida y Lavalle. Actualmente cuenta con barrenderas que trabajan en el barrio de Belgrano y en la Ciudad de Neuquén.

2+
Volver a Inicio