Hoy conocemos a Gustavo Marvaldi


Comprometido con su tarea, lo distinguen el buen trato y su capacidad para colaborar con todos los sectores a los que brinda soporte el almacén de Cliba Buenos Aires. Con planificación y trabajo, se transformó en un referente, y le aportó previsibilidad y buen manejo de los recursos a un área central para el funcionamiento de la empresa.

¿Cuál es tu trayectoria en Benito Roggio ambiental?
Ingresé a Cliba el 20 de marzo de 2012. El jefe de almacén de ese momento se iba a otro emprendiminento y se necesitaba un reemplazo.

¿Cómo es un día de tu trabajo?
Comienzo la jornada a las 9.00 hs, coordinando alguna tarea fuera de rutina y chequeando que los pedidos puntuales que nos realizaron los usuarios estén encaminados. Si bien todos los repuestos e insumos son importantes, algunos son prioritarios, como el gas oíl, el aceite hidráulico, el aceite de motor o las bolsas para barrido, a estos les presto especial atención.

Debido a que el almacén trabaja las 24 horas, de ser necesario, a la noche me comunico con las personas que están en el turno para pasarles las novedades, escuchar inquietudes o situaciones a resolver.

¿Cuáles son los mayores desafíos de tu trabajo?
El mayor desafío es mantener los stocks sin diferencias para poder solicitar correctamente.

Si bien utilizamos un sistema de planificación, es importante la coordinación con los usuarios y con compras para que los insumos o repuestos críticos o importantes no falten.

¿Cuáles son las satisfacciones que te genera?
Es satisfactorio el hecho de poder dar respuestas al cliente interno y haber podido formar un equipo de trabajo comprometido con el mismo.

¿Cuáles son tus expectativas a futuro?
Las expectativas son poder mejorar nuestra planificación para poder brindar un mejor servicio.

PERSONALES
Edad: 53 años
Función/Cargo: Jefe de Almacén de Cliba Buenos Aires
Afectos: Mi mujer Sandra, y mis dos hijos, Carolina de 25 años, y Gonzalo de 20.
Hobby: Leer, investigar y escuchar música del rock argentino de los inicios, jugar al paddle y ver fútbol.
Si tuviese que describir un día perfecto sería… Disfrutando de un asado o unas pizzas, compartido con amigos.

6+
Volver a Inicio